Cuida tu corazón con estos alimentos

Cuida tu corazón con estos alimentos

Uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, debe tener especial atención y la nutrición no es algo que debamos tomar a la ligera

Por: Eleonora Pérez de las Heras

La alimentación, dentro de un cambio del estilo de vida global, influye de modo muy significativo sobre todos los factores de riesgo cardiovascular modificables. Con pequeños cambios que se conviertan en hábitos mantendremos una salud óptima.

Para lograr este objetivo, la recomendación que te hacemos hoy gira en torno a incluir en tu alimentación los siguientes nutrientes.

AdobeStock_115196294-620x332Aceite de oliva extra virgen. El también llamado “oro líquido” constituye uno de los estandartes de la dieta mediterránea y del cuidado de la salud. Gracias a su contenido en ácidos grasos saludables, ha demostrado reducir el riesgo de enfermedades de tipo cardiovascular.

  • Lo ideal es consumir de 2 a 3 cucharadas a lo largo del día, preferiblemente crudo.

Fruta. Un consumo mínimo de 3 raciones diarias de fruta contribuye a la protección de nuestro sistema cardiovascular. Gracias a su bajo aporte calórico y alto contenido de agua, vitaminas, antioxidantes y minerales como el potasio, entre otras sustancias beneficiosas, estos alimentos ayudan a regular la presión arterial, el colesterol y previenen la obesidad.

  • Se recomienda consumir frutas de temporada y alternar entre los distintos tipos disponibles, para beneficiarnos de todos sus nutrientes y propiedades.

Verduras. Dos raciones de verduras, como ingredientes principales de comidas y cenas,  contribuyen también a un bajo aporte calórico a la vez que nos garantizan adecuados porcentajes de agua, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

  • Destaca que esta última ejerce una acción beneficiosa sobre el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Frutos secos. Son otra de las joyas de la dieta mediterránea. Sus beneficios para la salud cardiovascular son múltiples gracias a su contenido en ácidos grasos saludables, además de su alto contenido en fibra, minerales y vitaminas.

  • Deben consumirse crudos o tostados, nunca fritas ni con sal añadida, ya que aumentarían innecesariamente sus calorías y nuestra tensión arterial.

Pescado. Los pescados blancos aportan pocas calorías y proteínas de alta calidad, como los azules, que además poseen ácidos grasos saludables omega 3 y omega 6, antioxidantes como el selenio y vitaminas del grupo B, sobre todo B6 y B12.

  • Debe consumirse en mayor proporción que la carne, con al menos 3 raciones semanales.

Siguiendo estas recomendaciones generales en nuestra alimentación diaria, apostaremos por la salud y prevención para reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular.