Ventajas y desventajas de hacer un Détox

Ventajas y desventajas de hacer un Détox

Ideal para limpiar tu organismo, este plan express nutricional suele realizarse con jugos, licuados y algunas semillas o superfoods

Dentro del mundo del fitness, nutrición y estética corporal, surgen nuevas tendencias basadas en fundamentos científicos que tienden a desvirtuarse por falta de información acertada. En años pasados imperó la moda de las dietas cetogénicas con licuados de proteína y a ésta le siguió la oferta de planes détox con jugos.

Hay varias preguntas que surgen sobre qué es, cómo hacerlo o para qué sirve un détox. Antes de hablar de sus ventajas y desventajas, solventemos estas dudas.

¿Qué es un détox y para qué sirve?

Un Détox es un plan de nutrición que pretende limpiar y desintoxicar el organismo. La prioridad es terminar con un modo de alimentación errático o poco saludable y así estimular y reiniciar el metabolismo. Con esto mejorará tu salud actual y futura.

¿Cómo se realiza un détox?

Pensado para llevarlo a cabo durante 3 a 5 días, con un máximo de 10 días continuos, el Détox es más fácil de conseguir si nos damos un descanso de nuestra rutina habitual de ejercicio físico.

Esto debido a que intentar mantener el mismo nivel de rendimiento cuando nos estamos sometiendo a una dieta limitada y restrictiva puede traer efectos adversos para la masa muscular, que requiere de una ingesta calórica más amplia para recuperarse después de una sesión de entrenamiento.

Efectos secundarios

  • Mantener al mismo tiempo una ‘Dieta Détox’ restrictiva y una rutina de entrenamientos puede dejarte agotado e incluso provocarte náuseas.
  • En algunos casos puede perderse masa muscular y ocasionar lesiones.
  • Reducción del ritmo del metabolismo, que es lo opuesto de lo que se quiere conseguir con este tipo de dietas.

¿Quién debe hacerlo y qué debe evitar?

Estas limpiezas radicales funcionan muy bien en algunas personas y muy mal en otras.

  • En un buen Détox hay que evitar o restringir el consumo de alimentos que causan inflamación celular y trastornos digestivos como los alimentos sólidos, lácteos, proteínas animales, grasas saturadas, café, azúcares refinados, alcohol y cigarro.

VENTAJAS

  • El Détox funcionará en tu cuerpo como una “purga” que ayudará a “limpiarte” y a que el hígado, riñones y colón trabajen de forma más eficiente y saludable.
  • Ayuda a perder peso, ya que reduce el exceso de alimentos hipercalóricos.
  • Potenciará el sistema inmune al consumir alimentos ricos en vitamina C, A, E y otros antioxidantes como selencio, licopeno, luteina y beta-caroteno.
  • Los antioxidantes, además de combatir los efectos negativos de los radicales libres y contribuir a retrasar los procesos de envejecimiento y degenerativos, mejoran la calidad de la piel y el pelo.

Los alimentos que no pueden faltar en un Détox son:

  • Chía
  • Kale (col rizada)
  • Cacao
  • Nueces
  • Berries (fresas, frambuesas, zarzamoras, arándanos, blueberries)
  • Piña
  • Naranja, toronja y limón
  • Brócoli
  • Apio
  • Verduras verde fuerte: Acelgas, espinacas, arúgula
  • Calabaza
  • Avena
  • Aguacate

DESVENTAJAS

  • No hagas una ‘Dieta Détox’ para parecer ‘cool’ o ‘trendy’. Alimentarte sólo con jugos puede llevarte a tener ataques de hambre.
  • Si no miras resultados inmediatos, podrías desarrollar emociones irritables o depresivas.
  • También puedes sentirte cansado y presentar síntomas de estreñimiento.
  • No entrenes mientras te estés desintoxicando. En un Détox dale descanso a tu rutina ya que quizá pierdas masa muscular. Así reducirás las lesiones.